sábado, 2 de enero de 2016

La entrevista por competencias. Qué es y cómo afrontarla

02/01/2016

Puede ser que la hayas hecho y no te hayas dado ni cuenta, y es que una entrevista por competencias tiene unas particularidades muy concretas que la diferencian de una entrevista al uso. En este tipo de entrevistas no se centran tanto en la formación o experiencia sino en lascapacidades, cualidades y competencias de la persona, para de esta forma poder hacer una previsión de si puede o no llegar a encajar de verdad en el perfil demandado por la empresa. De alguna manera se busca conocer lo máximo de la persona, y cómo puede comportarse como profesional. 
Preguntas del tipo ¿cómo resolverías una situación X en el trabajo? o ¿cuéntame algún logro del que te sientas más orgulloso? pueden ser preguntas propias de una entrevista por competencias. Se basan en las competencias que buscan en los empleados más que en los conocimientos como tal. Esas competencias más valoradas son las ganas y el entusiasmo, la implicación, el trabajo en equipo, la iniciativa… y para averiguar eso es normal que te pregunten por experiencias pasadas o te planteen situaciones de futuro. Este tipo de entrevistas son mucho más profundas que las habituales, pues pretenden conocer más al candidato que tienen delante. No sólo es importante que sepas o no desempeñar un trabajo, sino que sepas integrarte, comportarte y formar parte de la cultura de la empresa.
La tendencia es que cada vez más se hagan entrevistas de este tipo, por eso, para evitar que te pille desprevenido y te bloquees, te dejamos tres recomendaciones  para superar una entrevista por competencias:
  1. Piensa, si tú tuvieras que seleccionar a alguien para ese puesto, ¿qué cualidades te gustaría que tuviese? Y de esas que te salgan, ¿cuáles tienes tú? En la entrevista tienes que dejar caer esas cualidades que te hacen ideal para el trabajo, argumentándolo: no soy asertivo por que sí, lo soy porque a la hora de tratar una queja que tuve con un cliente fui capaz de reconducirla, llegando a agradecerme ese cliente la gestión. 
  2. Piensa en situaciones y experiencias que te hagan resaltar como profesional: logros conseguidos, objetivos, etc, aquellas cosas que refuercen tus competencias como ejemplos reales.
  3. Transmítelo todo ello con ganas y entusiasmo: lo que buscan en una entrevista, siempre, son personas con ganas, motivadas. Debes ser capaz de transmitirlo, independientemente de cómo te encuentres tú, de la persona que tengas delante y del montón de personas que hayas visto esperando para hacer la entrevista. Piensa que es tu momento para dar lo mejor de ti, no dejes que nada lo chafe, y menos tú.

 Fuente: buscountrabajo.es