sábado, 9 de enero de 2016

8 SEÑALES DE PELIGRO QUE TE ADVIERTEN DE UNA FALSA OFERTA DE TRABAJO

09/01/2016
Ante todo vaya por delante que el hecho de que una oferta de empleo presente alguna de las siguientes características, no necesariamente la convierte en una falsa oferta de trabajo. Porque lo que se dicta a continuación debe ser tenido como señales de alerta. Algo que haga saltar las alarmas y te anime a seguir investigando sobre la oferta en concreto. No cabe pues, definir categóricamente un anuncio de empleo como bueno o malo en función de determinadas señales de sospecha, si no avanzar un poco en la investigación antes de decidirse a postular por la oferta.

1-NO SE NECESITA EXPERIENCIA

Una primera señal alarmante sería encontrarse con una oferta de trabajo en la que no se requiera experiencia. Y no es que no pueda ser posible, y perfectamente legal el hecho en sí. Pero lo normal es que quien contrate, requiera del candidato una experiencia previa en forma de trabajos en otros sitios, prácticas, becas, etc.
Que pongan las cosas demasiado fáciles no anima a pensar que sea algo muy lícito. Da la impresión de que el anuncio quiere atraer al mayor número de gente posible. Y una oferta de empleo no pretende a traer a mucha gente, si no a quienes estén más cualificados para desarrollar el puesto ofertado.

2-UN SALARIO EXCESIVAMENTE ALTO

Cuando uno tiene una determinada experiencia profesional, suele estar informado de la horquilla salarial que hay en el mercado. No es extraño por ejemplo, que un carpintero tenga una idea más o menos clara de lo que puede cobrar por un trabajo; y lo mismo con cualquier profesional en cualquier sitio.
Por eso, ver en una oferta de trabajo un salario desorbitado para un determinado puesto, lleva a pensar lo mismo que el punto anterior: que esa “empresa” quiere atraer al mayor número de personas a las “pruebas de selección, para tratar en la mayoría de los casos de obtener información personal o dinero.

3-HAY QUE ENVIARLES DINERO

Esta es una señal clarísima de falsa oferta de empleo. En primer lugar porque está prohibido el hecho de que el candidato deba pagar por cualquier concepto: formación, desplazamientos, dietas, etc.
Los gastos asociados al proceso de selección deben ser cubiertos única y exclusivamente por la empresa que oferta el puesto. No cabe pensar en gastos de formación, kilometraje, periodo de aprendizaje, etc.

4-¡TRABAJO CONSEGUIDO!

Si uno va a una entrevista de trabajo y en ese mismo momento ya puede comenzar a trabajar, ¡cuidado!. Porque lo normal es que se evalúen a muchos candidatos al puesto, se tomen su tiempo en decidir cuál es el más idóneo, y comuniquen la decisión sólo al elegido (y tras el período de selección y deliberación).
Por eso es altamente sospechoso que le digan a uno que ha conseguido el trabajo nada más terminar la entrevista. Y lo normal es que lo siguiente sea pedir alguna cantidad de dinero para formación, traslados, dietas, paquetes de trabajo, etc.

5-VIGILA EL CORREO ELECTRÓNICO

Parece una nimiedad, pero examinar puntillosamente los emails recibidos por parte de la empresa puede revelar datos interesantes y reveladores. Simplemente hay que ver cómo  es la dirección de correo electrónico, porque normalmente hoy en día las empresas cuentan con su página web, y por tanto con direcciones de email propias.
Quiere decir, que cuando recibes el email de una empresa que presume ser seria, normalmente viene de una dirección que podría ser info@nombredelaempresa.com; selección@nombredelaempresa.com, etc. De manera que si se reciben los correos de parte de proveedores de email generales (hotmail, gmail, yahoo, etc), es una señal que debiera hacerte subir la guardia.

6-ANUNCIO ¿EN CLAVE?

A veces ocurre que los anuncios que ponen los estafadores son traducciones mal hechas de los que se han puesto en otros países, o una maraña de información sin mucho sentido e ininteligible. Parece en ocasiones que hay mucha información, pero uno es incapaz de comprender de qué trata el anuncio.
Por eso, cuando el interesado llama para pedir información, los timadores aprovechan para desplegar todos sus recursos para hacer que el candidato caiga en la trampa. De ahí que haya que tener mucho cuidado cuando se vean anuncios que no especifiquen claramente las condiciones de la oferta de empleo.

7- DEMASIADO INTERÉS EN CONTACTAR

Precisamente una de las quejas de los que van a las entrevistas de trabajo es que no se molestan en contactarles para comunicarles el resultado de la misma (salvo que haya sido seleccionado).
Entonces, ¿por qué razón habrían de estar continuamente tratando de contactar con uno en este caso?. Probablemente porque sean ellos quienes tengan mucho interés en que entres en la “empresa“.

8- PERSONA DE CONTACTO NO IDENTIFICABLE

Lo normal es que cuanto contacten contigo se identifique la persona que lo hace. Si es por teléfono habrá de presentarse (como es lógico y acorde a las normas de buena educación), y si es por email podrás ver la firma con sus datos al final del mismo.
De modo que si en los comunicados (por el medio que sea) no puedes dirigirte a una persona en concreto (porque no se identifica), debes ponerte en alerta máxima. Probablemente estás ante una falsa oferta de trabajo.
Fuente: Untrabajo.es