jueves, 20 de agosto de 2015

Nuevo programa de empleo en 2016 para los parados de larga duración a partir de mediados de 2016

Agosto 2015

El programa de orientación está dirigido a desempleados entre 30 y 55 años y estará dotado con 516 millones. 

Mas de dos millones de personas están sin empleo desde hace más de un año en España. Son los denominados parados de larga duración, a los que ahora el Ministerio de Empleo se dirige para orientarles en la búsqueda de un empleo.

 El nuevo programa de orientación laboral con el que se pretende encontrar un puesto de trabajo a 1.264.000 parados de entre 30 y 55 años, colectivo que no se beneficia ni de las ventajas a la contratación de la Garantía Juvenil ni de las ayudas para desempleados mayores de 55 años.

El plan tendrá una duración de 2 años, desde mediados de 2016 a 2018, con una financiación total de 516 millones de euros, de los que 129 millones están ya incluidos en el Presupuesto para 2016 y serán gestionados por las comunidades autónomas, a las que están transferidas las políticas activas de empleo.


Con este anuncio, el Gobierno dota de contenido la reforma de los servicios de empleo. Una reforma que, incluye el diseño de una hoja de ruta para cada parado. La idea es que cada desempleado tenga su propio «perfil», lo que permitirá que los servicios de empleo realicen un itinerario «ad hoc» para cada uno de ellos y de esta forma tengan más fácil encontrar un trabajo. Este nuevo diseño se asociará también a una cuenta propia de formación a cada parado.

El nuevo plan de choque para parados de larga duración comenzará a ponerse en marcha en 2016, un año en el que se destinarán 5.242 millones de euros para políticas activas de Empleo, lo que supone un incremento de más del 10% (479 millones más que en 2015). «Aunque estos recursos se redujeron alinicio de la legislatura, ahora que hemos mejorado la eficiencia y el funcionamiento de estas políticas aumenta su dotación», dijo ayer el secretario de Estado.

De estos 5.242 millones, 1.404 irán a acciones y medidas de fomento del empleo; 2.203 millones a actuaciones de formación profesional para el empleo y 1.635 a bonificaciones destinadas a fomentar el empleo estable.

La dotación para orientación se incrementa en 164 millones, un 65%, hasta los 415.