martes, 7 de julio de 2015

El titular de Linkedin es una de las partes del perfil que te ayudará a que los reclutadores te encuentren más y mejor. En el post de esta semana, te indico cómo hacerlo.
Especialmente si estás en búsqueda activa de empleo, es de vital importancia, porque junto con tu nombre, apellidos y foto, forma parte de tu presentación. Es lo primero que verá la empresa que busca a alguien de tu perfil.
El titular es un elemento  diferenciador que  hará que el reclutador se de cuenta que ha encontrado lo que buscaba y  siga leyendo el resto de tu perfil.
¿Cómo hacer un buen titular?
Lo primero que debes pensar es qué palabras te definen profesionalmente, es decir, cuáles son esos términos clave (keywords) que indican a qué te dedicas, en qué estás especializado. Busca el nombre y los apellidos de tu profesión.
Para dar con ellas pregúntate: ¿en qué soy realmente bueno? , ¿qué es lo que se valora de mí? , ¿cómo me gusta venderme?. ¿Qué conocimiento, experiencia, función, sector destacarías en tu definición como profesional?
El titular transmite información muy valiosa ¿Cuál quieres que sea?.
Mucha gente que se encuentra en situación de búsqueda de empleo me pregunta:
1.-¿Pongo el nombre de la empresa para la que trabajé o trabajo?.
Y mi respuesta es “depende”. Si es algo destacable, que puede aportar valor  por la razón que sea, entonces inclúyelo, si no es un elemento diferenciador, omítelo.
2.- ¿Pongo en el titular que “estoy en búsqueda de empleo”?
Mi opinión como profesional de Selección es es que  no. Considero que no es el lugar más adecuado para indicarlo, porque, hacerlo implicaría:
- Desaprovechar una oportunidad de oro para que se te encuentre mejor. LinkedIn tiene un funcionamiento parecido a Google en cuanto a motor de búsqueda y rastrea las palabras utilizadas en el titular.
Como reclutador, imagina que estoy buscando un comercial del sector automoción. Teclearé las palabras clave “comercial” y “automoción”. Si en tu titular aparece solo “En búsqueda activa de empleo” no te encontraré. Sería más recomendable que aparecieran esas palabras clave.
- Desviar la atención del reclutador al hecho de que ya no estás trabajando en vez de  al valor que puedes aportar. Es más eficaz para que te encuentren presentarte al mundo como” un profesional que “se dedica a…” o que “está especializado en …” y menos como “desempleado que busca trabajo”.
Facilita el trabajo al reclutador. Expón a la primera de cambio qué buscas como profesional, quién eres, a qué te dedicas.
Véndete desde el Titular!!!

Fuente: Reinvenciones.com