lunes, 23 de marzo de 2015

El nuevo sistema de Formación para el Empleo

El Gobierno ha aprobado la reforma de la Formación Profesional para el Empleo en ámbito laboral, con importantes novedades. 

La nueva Formación Profesional para el Empleo

En el nuevo sistema de formación para trabajadores y desempleados destaca la implantación del llamado “cheque formación”. Permitirá a los desempleados elegir cuál será la entidad de la que quieren recibir los cursos de formación, todo ello con la supervisión de los Servicios Públicos de Empleo Estatal y Autonómicos.
Habrá mayor competencia entre entidades que podrán impartir los cursos, ya que los sindicatos y patronal pierden el monopolio que disfrutaban en la actualidad en la formación subvencionada.  El pago por adelantado a las empresas y entidades de formación nunca podrá ser superior al 25% del importe del curso.
Se establecen nuevos sistemas de control y sanción para intentar evitar los fraudes y distintos mecanismos de seguimiento para poder medir la eficacia de los cursos impartidos.
¿Cuales son los motivos por los que, según el Gobierno, era imprescindible modificar el sistema de formación?

Las deficiencias del sistema actual de formación para el empleo

Según señala el Ministerio de Empleo, el anterior sistema de formación tiene importantes debilidades:
  • La oferta formativa no contribuye a incrementar la empleabilidad:
    – Seis de cada diez encuestados no experimentó un impacto positivo en su empleabilidad durante los 12 meses siguientes al curso.
    – Siete de cada diez encuestados no vieron aumentadas su posibilidades de inserción.
    – Menos de 2 de cada 10 encontraron un empleo relacionado con el curso formativo.
  • Los contenidos formativos no se adecuan a las necesidades del tejido productivo:
    – En 2012 los cursos en servicios socioculturales y a la comunidad representaron el 45% de los participantes en el colectivo de jóvenes mientras que los de hostelería y turismo representaron el 4,1% y los de informática y comunicaciones el 9,4%.
  • La escasa competencia entre proveedores limita la oferta formativa y encarece los servicios:
    – Existe una fragmentación regional del mercado nacional de proveedores de cursos formativos.
    – Las primeras convocatorias en competencia multiplicaron por dos las ofertas recibidas y redujeron el precio en un 20% respecto a anteriores convocatorias.

¿Cuales son los dos tipos de formación para el empleo que se imparten?

1.Formación de demanda o bonificada: que responde a las necesidades específicas de empresas y sus trabajadores.
  • Se financia mediante bonificaciones a las empresas (580 M€ en 2014), que cuentan con un crédito máximo en función de lo ingresado por cuota el año anterior y de su tamaño: 50% de lo cotizado para grandes empresas, hasta el 100% de lo cotizado por las pequeñas y un crédito asegurado de 420 €/año para las mico-pymes.
  • El alcance de la formación en la gran empresa se sitúa en torno al 93%, si bien sólo participan el 26% de las empresas de menos de 10 trabajadores.
  • La gestión de esta formación es estatal y se formaron más de 2,4 millones de trabajadores en 2014.
2.Formación de oferta o subvencionada:
  • Se dirige a ocupados y desempleados y debe estar ajustada a las necesidades del mercado de trabajo.
  • La formación de oferta dirigida a trabajadores desempleados es ejecutada principalmente por las CC.AA.
  • En el ámbito estatal se formaron 245.000 trabajadores con la convocatoria de 2013.

El nuevo modelo de formación para el empleo

Según indica el Gobieno, los objetivos de este modelo (que por otro lado no podrían ser otros) son favorecer la creación de empleo estable y de calidad, contribuir a la competitividad empresarial y garantizar el derecho a la formación laboral y la empleabilidad.  Para ello se han puesto en marcha importantes reformas sobre el modelo anterior.
Comparativa entre el antiguo y el nuevo modelo de formacion para el empleo
Pulse para ampliar
Las doce claves de la reforma:
  1. El nuevo modelo de formación profesional para el empleo será de aplicación a todas las Administraciones públicas.
  2. Los agentes sociales tendrán un protagonismo y liderazgo en la prospección, planificación y programación de la actividad formativa.
  3. Se desarrollará un sistema eficiente de observación y prospección del mercado de trabajo.
  4. Escenario de planificación estratégica plurianual, al objeto de diseñar una formación coherente con las necesidades, actuales y futuras, del tejido productivo y de los trabajadores.
  5. Se implantará la cuenta-formación que acompañará al trabajador a lo largo de su carrera profesional para permitirle acreditar su historial formativo y de orientar la oferta formativa al incremento de su empleabilidad.
  6. La tele-formación será un instrumento que permitirá dotar al sistema de mayor eficacia y flexibilidad.
  7. La formación en el seno de la empresa será clave y contará con la máxima flexibilidad en la gestión, incluida la posibilidad de impartición en la propia empresa a través de una entidad externa.
  8. La gestión de la formación de oferta se realizará en régimen deconcurrencia competitiva entre centros de formación y, en el ámbito de la formación para desempleados, se pondrá en marcha el cheque-formación, para que pueda ser el desempleado quien elija la entidad de la que recibe formación, sin perjuicio del asesoramiento previo y seguimiento por parte del Servicio Público de Empleo.
  9. Proceso de evaluación permanente que permitirá conocer, mucho mejor que ahora, el impacto de la formación en el acceso y mantenimiento del empleo.
  10. Garantía del principio de tolerancia cero contra el fraude: Unidad Especial de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.
  11. Y nuevo régimen sancionador: imposibilidad para los beneficiarios de volver a trabajar para la Administración pública en el ámbito de la formación durante cinco años cuando hayan incumplido la legalidad.
  12. Desarrollo de un sistema integrado de información que garantice la trazabilidad de las acciones formativas y la coherencia y la actualización de toda la información.

Fuente: Cita previa inem