martes, 25 de noviembre de 2014

Los 10 timos más frecuentes en Internet


Cualquiera puede ser víctima de un engaño, por eso conviene estar atento a los fraudes en la Red

24.11.2014 | 17:08
Los 10 timos más frecuentes en Internet
Los 10 timos más frecuentes en Internet 

Consejos de seguridad

  • Usar contraseñas "de calidad" (con letras, números y otros caracteres) y cambiarlas de forma periódica.
  • Contar con un buen antivirus y actualizarlo con regularidad.
  • No desestimar las medidas de seguridad al elegir "la pregunta secreta".
  • Actualizar el sistema operativo según las recomendaciones del fabricante o distribuidor.
  • Nunca proporcionar datos personales por Internet, a menos que sea en sitios de total confianza.
  • No introducir el número de tarjeta en páginas decontenido sexual.
  • Extremar la precaución en los archivos recibidos en chats.
  • Cuando se ofrezcan "regalos" comprobar que para recibirlos no hay que llamar a números de tarificación adicional.
Internet sigue siendo el campo de acción favorito de estafadores y timadores profesionales, cuyo objetivo es aprovecharse del usuario más incauto. Nadie está libre de caer en una oferta de trabajo falsa, de blanquear dinero sin saberlo o de sufrir una inesperada fuga de capital de tu cuenta bancaria. Además, el uso masivo de aplicaciones tan extendidas como WhatsApp ha dado lugar a nuevas formas de engaño. Conviene, por tanto, estar atento a estos timos que circulan por la Red y que a continuación te pasamos a detallar para que los conozcas y evites sustos.
Falsas ofertas de trabajo
La escasez de puestos de trabajo unido a la enorme demanda de empleo ha dado lugar a la aparición de ofertas de trabajo fraudulentas.Se trata de anuncios que ofrecen un jugoso empleo a cambio de adelantar una cantidad determinada de dinero para gastos administrativos, envío de documentación o para cursos de formación antes de incorporarse al inexistente trabajo. El consejo: desconfiar si tenemos que llamar a un número de tarificación adicional (los que comienzan por 800 ó 900) o enviar un SMS.
'Phishing'
Uno de los timos más habituales y conocidos.Los bancos no se cansan de alertar de esta estafa que busca conseguir los datos de la cuenta del usuario y las claves secretas de sus tarjetas de crédito mediante el envío de un correo electrónico que suplanta la imagen de una empresa o entidad bancaria. De esta forma, los estafadores tratan de hacer creer que el 'mail' procede del banco oficial del internauta para que caiga en el engañoEl 'phishing' ha dado lugar además a otra actividad fraudulenta que consiste en reclutar a teletrabajadores por medio de correos electrónicos o chats que, sin saberlo, blanquean dineroobtenido a través de esta estafa. El consejo: recuerda que las entidades bancarias jamás envían correos electrónicos solicitando las claves de acceso de sus clientes.
'Pharming'
La evolución del 'Phishing'. Los ciberdelincuentes redirigen a los usuarios a una web fraudulenta que imita a la de su entidad bancaria para robarles sus claves. El consejocomprobar que cuando entramos a la web de nuestro banco aparece el candado de seguridad y que la dirección comienza por https://.

Timos por WhatsApp

El éxito de la aplicación móvil de mensajería instantánea ha propiciado la aparición de nuevas formas de fraude. Así, la introducción del polémico 'check azul' dio lugar a un timo a través de Twitter: se ofrecía la posibilidad de desactivar esta funcionalidad introduciendo nuestro número de teléfono. Era una forma de introducir 'malware' en nuestro terminal y cobrarnos tarifas por servicios no realizados. La organización de consumidores FACUA alertó también de un SMS enviado de forma masiva y que pedía ponerse en contacto con nosotros a través de WhatsApp. Si contestábamos, nos cargaban un elevado importe en la factura, ya que se trataba de una numeración SMS Premium y no de un móvil convencional. El consejo: bloquear en WhatsApp los mensajes que nos lleguen de números desconocidos.
Las cartas nigerianas
Muy similar al conocido como "timo de la estampita", tiene como víctimas a personas con alto poder adquisitivo. Consiste en el envío masivo de un correo electrónico que trata de persuadir a la víctima para que deposite una elevada cantidad de dinero en una cuenta para desbloquear una fortuna que se encuentra en un banco de un país africano. El consejo: nunca contestar a este tipo de cartas ni proporcionar los datos de nuestra cuenta.
Fraude en compraventas o alquileres
Los chollos que no lo son tanto abundan en la Red. Así, un timo muy frecuente es el del coche de segunda mano a un precio irresistible. Nos piden adelantar el dinero y se comprometen a enviarnos hasta nuestro domicilio un vehículo que nunca llegará. En verano es también muy habitual el engaño del apartamento en alquiler inexistente. Los interesados depositan un dinero que no recuperarán para disfrutar de una casa de veraneo 'fantasma'. El consejo: nunca dar dinero por adelantado sin una garantía.
Multas por descargas ilegales
Uno de los engaños más recientes. Llega a nuestro buzón de correo un 'mail', supuestamente remitido por la Policía, en el que se exige el pago de una multa por haber descargado de forma ilegalcontenido protegido por derechos de autor o haber accedido a contenido pornográfico. Este correo incluye un virus que bloquea el equipo. El consejo: la policía nunca solicita el pago de multas por Internet.
Premios falsos de lotería
Un correo electrónico nos anuncia que hemos sido agraciados con un premio en un sorteo promocional de una lotería extranjera. En la notificación se indica que, para cobrar el premio, debemos rellenar y enviar un formulario que viene adjunto al 'mail' y en el que se nos piden nuestros datos personales y bancarios. La estafa se consuma si los ciberdelincuentes logran que la víctima deposite el dinero que reclaman para cubrir determinados gastos (tasas, impuestos, comisiones bancarias, etc.) antes de poder cobrar el premio. El consejo: no existen sorteos gratuitos de lotería. La lotería nunca toca si no se juega.
Anuncios engañosos
En páginas de descargas es habitual encontrarnos con 'banners' publicitarios con una oferta interesante, dirigidos a personas poco familiarizas con la Red. Si hacemos 'clic' en el 'banner' nos solicitarán que introduzcamos el número de nuestro móvil para enviarnos un pin que active la descarga. Sin embargo, lo que hacemos es suscribirnos a un servicio de descargas 'premium' para móvil que disparará nuestra factura. El consejo: nunca dar nuestro número de móvil cuando se nos solicite para realizar una descarga en páginas que no sean de confianza.
Fraudes con tarjetas de crédito
Los estafadores crean una web de productos muy solicitados (móviles, ropa de marca, camisetas deportivas...) a precios muy inferiores a los reales. En este caso pueden pasar dos cosas: que paguemos el artículo y que nunca lo recibamos o bien que nos roben los datos de nuestra tarjeta de crédito para hacer compras en nuestro nombre. El consejo: desconfiar siempre de productos caros a precios muy bajos.

Fuente: Laopiniondemalaga.es