miércoles, 7 de agosto de 2013

Cómo mantener la motivación en la búsqueda de trabajo

    05/08/2013

 
Es cierto, buscar trabajo no es un proceso fácil. Con el bombardeo constante de noticias negativas relacionadas con el mundo laboral es muy fácil caer en el desánimo y dejar de esforzarnos para encontrar alguna oportunidad. Te recordamos las claves para mantener la motivación en tu búsqueda de empleo:
 
motivacion-busqueda-trabajo
  • Mantén una actitud positiva: sí, es más fácil decirlo que hacerlo. Pero debemos mantenernos optimistas y no decaer en el victimismo. Encuentra el lado positivo de tu situación y disfruta de aquellas cosas buenas que pueda conllevar, como por ejemplo, más tiempo libre para formarte. Que nuestras conversaciones con amigos y familiares no se centren en ese tema y si hablamos de él, que sea siempre desde una visión optimista.
  • Márcate una rutina: buscar trabajo es ya un trabajo en si.Que la búsqueda sea una rutina con un horario establecido. Levántate temprano, cámbiate y arréglate. Es mejor no buscar trabajo en pijama ni hacerlo en el sofá. Marca un lugar de trabajo específico. Y no estés hasta altas horas de la madrugada enviando curriculums. Tómate descansos y deja tiempo también para el ocio. Haz ejercicio y mantén una dieta equilibrada, te hará sentir mejor.
  • Establece unos objetivos y planifícate: si nos marcamos objetivos (como, por ejemplo, contactar con tales empresas, hacer un vídeocurrículum o mejorar alguna habilidad) y planificamos cómo alcanzarlos, cuando logremos llegar a ellos nos sentiremos satisfechos. Esto nos mantendrá con una actitud positiva y mejorará nuestra motivación. Y no te centres tan sólo en buscar por internet. Amplía los criterios de búsqueda en periódicos, contactos personales y profesionales, etc.
  • Mantén vivas tus relaciones sociales: no sólo te preocupes por tus contactos profesionales, también esmérate con los personales. Sal de casa y queda con ellos. Explícales tus progresos y apóyate en ellos cuando tus fuerzas decaigan. Pero preocúpate también por ellos, interésate por su vida, ayúdales si lo necesitan. Te hará sentir útil y te mantendrá en equilibrio.
  • Fórmate: mantente al día de las novedades de tu sector. Actualiza y amplía tus conocimientos. Estudia idiomas. Además de ayudarte a mantener la rutina y conseguir unos objetivos determinados que repercutirán en tu motivación, mejorarás tu currículum y te posicionarás mejor.


Fuente: Adecco Blog