martes, 25 de junio de 2013

¿De verdad sabes buscar empleo?

¿DE VERDAD SABES BUSCAR EMPLEO?
La reinvención es sinónimo de búsqueda de trabajo. Vender tus actitudes y utilizar los canales más adecuados pueden acelerar tu entrada al mercado laboral.
Ponerse en la cola de cualquiera de las oficinas de los servicios públicos de empleo que salpican España no es la mejor vía para acceder a un empleo. Las nuevas tecnologías y utilizar adecuadamente tu red de contactos pueden acelerar tu acceso al mercado laboral.
Preparar un buen currículo, ocupar un sitio en las redes sociales o ser el rey en el manejo de tu smartphone son algunos de los primeros pasos, pero de nada te servirá si no sabes gestionarlo.
Debes focalizar tu interés en aquellos puestos para los que crees estar preparado y también sondear aquellas empresas que pueden cubrir tus necesidades profesionales, es decir, aquellas que pueden aumentar tu empleabilidad.
Buscar trabajo ya no es lo que era y para dar con la mejor opción hay que reinventarse. Estas recomendaciones pueden darte las pistas para conseguirlo:
1 Perfiles. El mercado demanda nuevos profesionales. Los sistemas de búsqueda de los mejores han cambiado y cada puesto se convierte en único. Cuando una firma abre una posición es porque necesita a una persona concreta, y debemos tener un grado de entendimiento de lo que se requiere en esa compañía y en ese momento preciso.
 2 Innovación. Las empresas buscan innovación en sus candidatos. Se demandan profesionales que hayan demostrado creatividad en la manera de obtener sus resultados y muy adaptables a las nuevas situaciones.
3 Networking. Se habla de un mercado de laboral oculto y el networking parece convertirse en la manera más efectiva de encontrar esos trabajos que no están publicitados. Hay quien afirma incluso que en el futuro tendremos que pagar para que nos faciliten entrevistas que nos aseguren un empleo.
4 Desde el trabajo. Si crees que tu puesto tiene los días contados y que probablemente serás uno de los que salga en el próximo ERE, comienza a buscar, pero con cautela: no permitas que tu jefe note nada que le lleve a pensar que te has desenganchado emocionalmente de tu puesto. No transmitas falta de compromiso en el proyecto. Que tus mandos nunca dejen de contar contigo.
5 Mente abierta. Realiza tu búsqueda de una manera global. No te centres únicamente en posiciones similares a las que has desarrollado hasta ahora. Debes tener la mente abierta para cambiar de un sector a otro, aprender otra profesión, incluso para estar dispuesto a cambiar de ciudad si es necesario.
 6 Proactividad. Hay oportunidades allí donde no las puedes ver. Tienes que ser proactivo y detectar cualquier posibilidad de empleo. Por eso, mientras realizas tu búsqueda, conviene que te recicles y te formes para cuando llegue esa oportunidad. Averigua cuál es tu valor en el mercado: puedes hacer un sondeo a través de Internet para detectar cuáles son las posiciones más demandadas o qué tipo de perfiles requiere el mercado. Si crees que no estás preparado, intenta adecuar tu perfil para ser más competitivo.
 7 Personal branding. Convierte tus habilidades y actitudes en tu marca personal y pasa a engrosar la lista de los profesionales 3.0, una nueva especie capaz de sacar partido a las nuevas tecnologías para la que no valen los horarios. Si crees que estás preparado, explota todo tu potencial en un blog. La bitácora del siglo XXI puede ser tu mejor carta de presentación, pero sólo si puedes contar algo interesante que actualices casi a diario. Si no alimentas tu nueva carta de presentación, estafalta de constancia perjudicará tu imagen online.
8 Redes sociales. Aprovecha el potencial de las redes sociales para presentarte en la red. Twitter, Facebook y LinkedIn son las más populares. La última está considerada la más profesional: trabaja tus contactos, cuida el apartado de trabajo actual y sé muy concreto en tu currículo.
9 Smartphone. Puede ser tu mejor herramienta para buscar trabajo. Existen apps para ello: algunas como Swotcreator o mySwot se han diseñado para que el candidato a un empleo identifique sus carencias profesionales mediante análisis Dafo.
10 Emprender. Si hace tiempo que barajas una idea, quizá es el momento de convertirla en negocio. Busca los socios que complementen tus habilidades y no descuides la parte online, es la mejor vía para presentar tu empresa al mundo.

Fuente. Emprendedores&Empleo, expansion.com