miércoles, 5 de diciembre de 2012

¿DÓNDE ESTÁN LAS OFERTAS E EMPLEO?

 

En estos tiempos en los que el mercado de trabajo es un desierto de ofertas, saber buscar una propuesta laboral obliga a dar unos pasos imprescindibles. Encontrarla es toda una suerte que hay que saber aprovechar.
[foto de la noticia]
Internet, las redes sociales y las bolsas de empleo online son las típicas fuentes de las que beben los candidatos a un puesto. Pero no son las únicas. Ainhoa Morán, autora de De camino al empleo (editorial Amat) ofrece unas pautas a seguir a la hora de buscar los anuncios de trabajo que nos vayan como anillo al dedo.
 
Paso a paso

 1) Según Morán, lo más adecuado, cuando estemos a punto de quedarnos sin empleo, es anunciar a nuestros familiares, amigos y conocidos nuestra futura situación. ¿Por qué? “Comunicar que pronto nos vamos a quedar sin trabajo a menudo despierta y ‘activa alertas’ de algunas personas más cercanas a nosotros”. Nunca se debe subestimar el poder del boca a oreja y menos aún en estas circunstancias en las que, quizá, el jefe del hermano de un amigo está buscando a alguien que encaja con tu perfil.
Morán aconseja que este paso se dé cuando todavía se esté trabajando porque, de esta manera, no influirá el estrés por encontrar un puesto cuanto antes. Es de sobra conocido que buscar empleo cuando todavía se conserva un trabajo es más sencillo.
 
2) La siguiente puerta a abrir es la de la visibilidad. “Si tienes cosas que explicar que te destaquen como especialista en tu sector, ¡adelante!”, incita la autora de De camino al empleo. Y herramientas no faltan. Un blog es un buen modo para dejarte ver. Y no es difícil crearse uno. Existen páginas como www.wordpress.com y www.blogger.com con información y tutoriales para aprender cómo. Morán recuerda que no hay que olvidar reservar un espacio de estas páginas de contenidos propios para detallar quién eres e incluso destacar algunos puntos de tu currículo y ofrecer alguna forma de contacto.
 
Además, las páginas que se crean con este tipo de herramientas suelen indexarse en buscadores como Google. Lo que facilita esa visibilidad necesaria para encontrar una oferta de trabajo en la que encajes, pero que puede ir en tu contra si no controlas los contenidos que ofreces en tu blog. Ten en cuenta que este cuaderno de bitácora será parte de tu carta de presentación.
Otra manera de hacerte ver es contactar con asociaciones profesionales y/o universidades y centros de estudios afines a ti. “Podrás ofrecerte como experto en tu sector de cara a ponencias sobre temas concretos que conozcas bien”, recomienda Morán. Eso sí, no todos los perfiles pueden optar a esta fórmula, sólo los profesionales que cuentan en su experiencia o estudios una relación con un área económica concreta.
 
Las redes sociales profesionales son otra manera de hacerte visible. LinkedIn, Twitter y Viadeo son las más conocidas.
 
Comunicar tu situación y hacerte visible para potenciales empleadores son dos pasos necesarios pero no garantizan un trabajo. Hay que tocar otras puertas.

 Morán contempla ocho caminos para conseguir un puesto:
 
1) Las oficinas de empleo público: es la fórmula más tradicional. Tanto en el tablón de anuncios de estos centros como en sus páginas web se publican ofertas de manera periódica. Nunca se debe obviar este camino, aunque el volumen de las ofertas no sea elevado.
 
2) Los anuncios de empleo en la prensa generalista: En muchos casos, afirma la autora del libro, la publicación de ofertas en estos diarios, además de buscar candidatos para una serie de puestos vacantes, persiguen la notoriedad de la empresa anunciante; así que es interesante estar atento a estas compañías.
 
3) Las empresas de selección y las empresas de trabajo temporal: Es aconsejable enviar algunas copias de tu CV a estas compañías, como también visitar sus oficinas pues el contacto humano siempre es un punto a favor. Que te conozcan en persona puede darle más puntos a tu currículo. Además, hablar con expertos reclutadores puede darte pistas de lo que ahora buscan las empresas.
 
4) Headhunters o cazatalentos: Estos profesionales trabajan principalmente para cubrir puestos directivos y de alto nivel. Pero pueden ser una manera de conocer qué se está buscando ahora
 
5) Currículo espontáneo: Consiste en llevar el currículo a las empresas en las que nos gustaría trabajar. Una opción que no debe pasar desapercibida, porque “este es el medio más utilizado por los reclutadores a la hora de buscar al candidato ideal. La revisión de la base de datos propia de las empresas”, asegura Morán. Eso sí, antes de presentar tu CV debes elegir muy bien las compañías en base al puesto, sector y área en donde quieres desarrollarte.
 
6) Paseando por la calle: Hay que estar alerta de los anuncios que adornar algunas vitrinas de tiendas y locales. Lo más habitual es que los puestos que se oferten están relacionados con el sector servicios.
 
7) Las bolsas de empleo online: Hoy día es imprescindible colgar tu CV en una de estas páginas.
 
8) Las recomendaciones: Es el mejor método para encontrar trabajo. Aunque todo dependerá de tu perfil profesional. Pero lo que debes saber es que más del 70% del empleo a nivel mundial se cubre mediante la recomendación personal.
 
Fuente: Expansionyempleo.com